APROVECHAR LA INTELIGENCIA COLECTIVA

Hace unos días se publicó The Global CHRO Study 2010, el estudio realizado por IBM que refleja las conclusiones de más de 700 empresas de 61 países acerca de los retos y las oportunidades a los que se enfrenta la Dirección de Recursos Humanos.

El estudio identifica tres áreas clave en el futuro de la gestión de personas en las organizaciones: desarrollo de líderes creativos, la movilidad del talento y el aprovechamiento de la inteligencia colectiva. Quiero centrarme en esta última por parecerme la más inminente y la que va a impactar inevitablemente en las dos primeras.

Los resultados del estudio vienen a confirmar que hay dos aspectos en los que las organizaciones son actualmente poco o nada efectivas. Por un lado el impulso de las ideas, y por otro el fomento de las redes de colaboración. La cuestión es que las propias empresas participantes han coincidido en que sin colaboración y sin facilitar que fluyan las ideas y el conocimiento, es muy difícil estimular la tan ansiada innovación. Estamos de enhorabuena, parece que la inteligencia colectiva ya no es cosa solo de wikis y de frikis.

Por supuesto que la innovación no es responsabilidad del departamento de RRHH (ni de ningún otro departamento), lo que sí se evidencia es que RRHH parte de la mejor posición para ayudar a impulsar en las organizaciones una cultura de innovación basada en las ideas, donde la visión de una persona multiplica su valor cuando se pone en conexión con la de los demás.

El impulso de las ideas y la colaboración va más allá de los procesos de aprendizaje y de trabajo, también es necesario en aspectos estratégicos. Porque mientras la estrategia siga partiendo exclusivamente desde arriba será difícil encender la pasión de las personas. Y esto requiere tanto aumentar la visibilidad de las ideas como facilitar los recursos para llevarlas a cabo.

Seguramente todavía es pronto para que las organizaciones empiecen a fijarse en la Ciencia de las Redes o en las Honest Signals de Pentland. La colaboración todavía es percibida como una habilidad “soft” y para algunos algo hippy. Sin embargo las empresas ya empiezan a concienciarse de las consecuencias fundamentales que las redes informales pueden tener para su negocio.

Queda un largo camino por recorrer, no podemos olvidar que en la mayoría de las grandes organizaciones la propiedad intelectual sigue siendo todavía el factor principal que las diferencia de sus competidores. Para muchas de ellas hablar de inteligencia colectiva provoca incertidumbre y una tendencia casi obsesiva por controlar las ideas y el conocimiento. Y aunque de alguna manera seguimos viviendo en el feudalismo intelectual de Hamel, quiero pensar que el progreso de la inteligencia colectiva nos puede ayudar a avanzar hacia algo parecido a un nuevo Renacimiento.

  1. 9 noviembre 2010 a las 20:30

    Respecto al tema de la inteligencia colectiva hace unos días Dolors Reig publicaba un interesante post, donde explica las conclusiones de un estudio de una profesora de Carnegie Mellon que demuestra que la inteligencia colectiva no depende de la inteligencia individual de cada uno de sus miembros, tampoco del grado de cohesión, sino de otros factores como su sensibilidad social, su empatía, o su capacidad de diálogo. Te dejo el enlace al post de Dolors porque me parece muy relevante: http://www.dreig.eu/caparazon/2010/10/03/cerebro-emocional-trabajo-colaborativo/

    • 9 noviembre 2010 a las 22:12

      Gracias Santiago, había leído el post de Dolors y me parece excelente su enfoque psicológico y cognitivo sobre la inteligencia colectiva. En mi empresa llevamos años trabajando en la identificación, medición y predicción de comportamientos y aptitudes en los individuos, y es todo un reto poder llevarlo a un contexto grupal.

      Un abrazo

  2. 9 noviembre 2010 a las 22:10

    Cuando además esto lo dice un estudio realizado por IBM parece que los tintes de “moda friki pasajera” destiñen bastante. Todos sabemos que el cambio cuesta y pensar en él puede dar vértigo. Sin embargo, el coste de no cambiar, o de ser uno de los últimos en hacerlo, va a ser demasiado alto.
    Acabo de compartir en twitter (http://jmbolivar.net/qh2) un video de Ferrán Adriá donde viene a decir que el cambio de paradigma de ocultar la información a compartirla ha supuesto la mayor revolución de los últimos 50 años en la historia de la gastronomía.
    Alguno tendrán que renovar repertorio de excusas si quieren seguir negando lo evidente…

    • 9 noviembre 2010 a las 22:25

      Es muy significativo que alguien que ha revolucionado la gastronomía a nivel mundial hable de compartir, cuando además su posición de liderazgo no le obliga a ello. Sin duda es el camino y es fundamental que las grandes compañías se suban al carro, aunque su único motivo a veces sea el de los ingresos.

  3. 13 noviembre 2010 a las 12:55

    Hola, Alberto:
    Un placer pasarme por tu casa. Oye, esta bien que esto de la “inteligencia colectiva” empieza a integrarse en el lenguaje de las grandes empresas. Pero permíteme que desconfíe. Ya sabes, igual que dos personas pueden referirse a “lo 2.0” queriendo decir cosas totalmente distintas, eso mismo pasa con el palabro “inteligencia colectiva”. Algunos siguen creyendo que eso es como el buzon de sugerencias. Para mi, la inteligencia colectiva necesita de su par complementario, la TRANSPARENCIA, y ésta última provoca mucho miedo. Por otra parte, si los equipos directivos no aprenden a metabolizar la idea de que deben renunciar a buena cuota de poder, es decir, que deben verse a sí mismos como menos importantes (te puedes imaginar lo jodido que es eso para el egocentrismo de algunos), esto de “delegar” y distribuir poder no funcionará nunca. Otro reto de la “inteligencia colectiva” es convertir “dialogo colectivo” en “decisión colectiva”.
    un abrazo

    • 14 noviembre 2010 a las 10:29

      Amalio, el estudio no deja de tener algo de epifanía. Veremos si esta revelación que parece que han tenido las grandes empresas se traduce en algo más que intenciones.

      Me parecen muy necesarios la transparencia y la distribución del poder que comentas. Y es verdad que las organizaciones están aún lejos de un cambio real en estos aspectos pero al menos comienzan a hablar de ello. Esto en sí mismo es un avance, porque consigue que se retraten aquellos departamentos/directivos/centros de poder que van a intentar resistir en su trinchera de no compartir, no conversar, no empoderar.

      Bienvenido a tu casa, un abrazo.

  4. José Enebral
    17 abril 2011 a las 09:27

    Bueno, quizá convenga vincular más la idea de inteligencia colectiva con la de inteligencia organizacional u organización inteligente (Senge, Nonaka, Wei Choo, Goleman, Mendelson…). Creo que las empresas han de mostrar inteligencia organizativa para hacer un buen “chart”, y luego asegurar que no se cometan torpezas funcionales, sino que se aproveche al máximo el capital humano… Suelo poner el ejemplo de los procedimientos desplegados para el sello de calidad. Creo que a veces obligan a preterir el sentido común. Otras veces me parece que se trabaja más pensando en el informe que se presentará que en los resultados a obtener… Esto no me parece inteligente. No me enrollo más. Un saludo a todos. Pepe.

    • 17 abril 2011 a las 15:36

      José, gracias por pasarte. Con el aprovechamiento de la inteligencia colectiva me quería referir a las múltiples posibilidades que ofrecen los procesos de participación abierta en las organizaciones, y cómo la web social ha venido a facilitar el despliegue de la innovación abierta.

      En los últimos años parece que se nos ha olvidado que en la empresa las ideas son cosa de todos, no solo de un área de I+D.

      Un abrazo

  1. 11 enero 2011 a las 06:15
  2. 18 enero 2011 a las 06:07
  3. 27 marzo 2011 a las 19:03
  4. 9 mayo 2011 a las 16:36
  5. 5 febrero 2013 a las 18:55
  6. 19 noviembre 2014 a las 02:54
  7. 22 diciembre 2014 a las 04:26
  8. 17 junio 2015 a las 17:25
  9. 15 julio 2015 a las 08:04
  10. 21 marzo 2016 a las 02:28

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s