Archivo

Archive for the ‘Nuevas Tecnologías’ Category

BRANDED CONTENT, TAMBIÉN EN RRHH

17 diciembre 2012 49 comentarios

JD HancockDe la misma forma en que el cine y la publicidad han sido siempre compañeros de viaje, también lo han sido la función de RRHH y marketing, aunque hasta hace muy poco tiempo ninguno parecía muy interesado en saber demasiado del otro.

Nos guste o no vivimos en un momento en que para una buena parte de la sociedad, las empresas no son percibidas precisamente como simpáticas. Y a través de nuevas estrategias de marketing y publicidad las empresas lo están resolviendo bien, diseñando nuevos formatos como el dramamanagement, o algunos más conocidos como el branded content.

La esencia de estos formatos no es otra que trabajar los valores de la empresa hacia fuera, hacia los clientes. Creando contenidos en forma de historias donde la marca en vez de ser inclusiva forme parte en sí misma de la historia y la enriquezca.

Y esto que como clientes ya podemos vivirlo en el mundo del cine o la publicidad, ¿es posible hacerlo mirando hacia dentro de la organización, hacia los empleados?

Sí, lo es. Las organizaciones pueden igualmente crear y distribuir contenidos de formación, desarrollo, comunicación, employer branding, o responsabilidad social, y hacerlo en forma de entretenimiento, allí donde el empleado está y quiere consumirlo, trabajando sus valores y desde sus valores, buscando crear vínculos emocionales del empleado con la marca.

Los departamentos de Recursos Humanos cuentan para ello con prácticamente todo a su favor, las personas y la tecnología. Porque los empleados también son clientes, personas a las que les gustan las historias, personas a las que les gusta pasarlo bien, también en el trabajo.

Pero además son personas que en mayor o menor medida ya conviven con dispositivos smartphones y tabletas, tecnologías con las que pueden elegir qué contenidos quieren consumir, la forma en la que quieren interactuar con esos contenidos, y las personas con las que quieren compartirlo.

Durante los últimos años las compañías han invertido cantidades ingentes de dinero en crear contenidos de formación de gran valor intelectual pero con escasa tracción emocional. Y los indicadores de retorno hablan por sí solos. Ahora más que nunca es necesario entender que aprender y divertirse no es un oxímoron, es la única forma de que Recursos Humanos pueda rentabilizar inversiones y contar con personas que más allá de tener un contrato laboral, tengan un vínculo emocional.

Artículo publicado en la revista Observatorio de Recursos Humanos

La imagen es de JD Hancock bajo licencia Creative Commons

Anuncios

APRENDIZAJE HIPERMEDIA: CONTENIDO, TECNOLOGÍA Y EXPERIENCIA DE USUARIO

Ipad pizarra islate - Flickr Dan MorelleCada vez hacemos más vida en la red y con ello descubrimos que en internet el consumo de contenidos ya no es tan monolítico como en los medios tradicionales.

Los medios digitales nos permiten elegir qué contenidos nos interesan, la forma en que queremos interactuar con esos contenidos, y las personas con las que queremos compartirlos.

Pero para entender esta transformación no basta con hablar de consumo, hay que hablar de participación. La línea que divide al usuario consumidor y al productor de contenidos es cada vez más delgada. Como muy bien resume el maestro Alejandro Piscitelli, estamos pasando de la era del broadcasting a la del singlecasting.

Y esto que a nivel social es un hecho cada vez más aceptado, sigue siendo un reto cuando hablamos del aprendizaje y la gestión del conocimiento en las empresas.

La tecnología y la idea de experiencia de usuario han impulsado el despliegue de los contenidos digitales hasta llegar al concepto de hipermedia. Algo que facilita a las organizaciones conseguir lo que era impensable hace tan solo cinco años:

  • Transformar conocimiento en contenidos digitales que pueden ser distribuidos en múltiples dispositivos, PC, portátil, smartphone o tableta.
  • Incorporar multiformatos en un mismo soporte texto, imagen, audio, vídeo, geolocalización, o infografías animadas, e integrarlos con bases de datos para acceder a información en tiempo real.
  • Aprovechar los contenidos ya existentes de formación para transformarlos en contenidos de alto impacto, y con un bajo coste.
  • Sacar el máximo partido al conocimiento de sus expertos para impulsar el aprendizaje colaborativo.
  • Explotar el poder de lo visual para maximizar el consumo de los contenidos dentro de la organización, y por tanto el retorno.

Hablar de aprendizaje es cada vez más hablar de hipermedia. Nunca ha sido tan fácil acceder a contenidos digitales de alto impacto que permiten la ubicuidad, la elección del usuario y la participación.

—-

La imagen es de Dan Morelle bajo licencia Creative Commons.

EL FUTURO ES MÓVIL E INTELIGENTE

26 febrero 2012 33 comentarios

Hace unos días que comScore ha publicado su informe 2012 Mobile Future in Focus. Este estudio anual analiza las tendencias principales en el uso de dispositivos móviles en España, Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Japón y Canadá.

Aunque el documento ofrece muchas y muy buenas conclusiones, he querido compartir aquí las que me han parecido más útiles:

  • El uso de medios en los teléfonos móviles se ha disparado en buena parte por el aumento de ventas de smartphones, y también por la proliferación de redes de alta velocidad y el incremento del acceso a redes wifi públicas. Concretamente en España, casi el 50% de los usuarios de teléfonos móviles ya lo utilizan para navegar por la web, acceder a aplicaciones y para descargar contenidos.
  • Tanto en Europa como en Estados Unidos, los principales factores de decisión a la hora de adquirir un smartphone vs. un teléfono móvil son la oferta de apps y la capacidad para manejar música y vídeo. Sin duda las apps se están convirtiendo en uno de los principales ingredientes de nuestra dieta cognitiva y de ocio.
  • Me ha sorprendido conocer que en España, el 51% de los dispositivos móviles ya son smartphones, estando a la cabeza de Europa junto a Reino Unido. La mayoría de esos smartphones son adquiridos por personas de entre 25 y 34 años.
  • Con respecto a los sistemas operativos, el crecimiento de Android en España parece imparable, ya más de un 32%, principalmente por el aprovechamiento del hueco que va dejando Symbian. IOS crece hasta el 11,5% pero de forma mucho más contenida.
  • Los smartphones son el mejor aliado para introducirnos en las redes sociales. En Europa, el acceso a blogs y redes sociales desde smartphones se incrementó en 2011 un 76%. Sin duda estos dispositivos se han convertido en el mejor antídoto para el habitual “… es que no tengo tiempo…”.
  • España es el país de Europa en el que mayor penetración tienen las tabletas entre los usuarios de teléfonos móviles, concretamente más de un 10%. Las tabletas ya se han convertido en nuestra cuarta pantalla, conviviendo con la televisión, PCs y smartphones.

El informe no ofrece datos sobre el uso en las empresas de dispositivos móviles conectados (smartphones, tabletas, e-readers,…), pero sería interesante conocerlo a fondo, porque se intuye un panorama desolador. Una gran verdad que dijo Genís Roca en TEDxMoncloa, fue que a día de hoy tenemos mejor tecnología en nuestras casas que en las empresas. La mayoría de las organizaciones siguen percibiendo este tipo de dispositivos como un símbolo de estatus jerárquico, o como un elemento de distracción que pone en peligro la productividad.

Sin embargo son muchas las aplicaciones y contenidos que pueden convertir a los dispositivos móviles conectados en una herramienta para producir mejor, y en consecuencia, más. Como ejemplo basta acercarse a las posibilidades que ofrecen los contenidos y aplicaciones hipermedia en marketing, ventas, formación, comunicación…, para entender que un smartphone o una tableta sirven para mucho más que para leer el periódico los domingos y acceder a Twitter.

Merece la pena descargarse el informe completo y comprobar hasta qué punto estamos rodeados de dispositivos móviles inteligentes. Ahora solo nos falta saber estar a la altura haciendo con ellos un uso inteligente.

CONTENIDOS DIGITALES HIPERMEDIA EN TALENTYA

A lo largo de nuestra vida hemos convivido con medios de información, entretenimiento y aprendizaje, en los que las posibilidades de personalización eran y son prácticamente nulas. Medios en los que la participación de las personas casi siempre viene en forma de placebo que nos administran para atraer más audiencia. Todavía nos sigue pareciendo normal escuchar cosas como ¿qué ponen hoy en televisión?, ¿qué película estrenan este fin de semana?, ¿qué dicen hoy los periódicos? En nuestra relación con estos medios hemos aprendido a poco más que consumir, a consumir en bloque.

Por eso a día de hoy nos cuesta entender la trascendencia de poder acceder a contenidos digitales multiplataforma que integran soportes de texto, imagen, audio, vídeo, geolocalización, infografías animadas, y además poder interaccionar con ellos y con otras personas.

De la misma forma que internet y los medios sociales no tienen ninguna entidad por sí mismos y somos las personas las que les damos sentido, la evolución hipermedia de los medios digitales nos permite elegir los contenidos que nos interesan, la forma en la queremos interactuar con esos contenidos y las personas con las que queremos compartirlos.

Pero lo realmente revolucionario es que ahora podemos hacer algo más que consumir, también podemos generar contenidos que quizás resulten interesantes para otros.

Pues de esto se hablará en Talentya, de las oportunidades de los contenidos digitales hipermedia en ámbitos estratégicos como los social media, los dispositivos, la educación y el aprendizaje, y el turismo. Del 19 al 22 de Julio disfrutaremos de 4 días deliciosos en Palma de Mallorca aprendiendo de personas que tienen mucho que decir como Alejandro Piscitelli, Agustín Cárdenas, José de la Peña y Miguel Payeras. Y para mí será un verdadero honor poder compartir ideas junto a un grupo de personas tan diverso y estimulante.

La imagen es del blog de Fraile y Blanco, impulsores de Talentya junto a Fundestic.

LEÓN 2.0, MÁS QUE REDES SOCIALES

8 febrero 2011 8 comentarios

El pasado sábado 5 de febrero se celebró en León la primera jornada sobre redes sociales León 2.0, organizadas por el Ayuntamiento de León y en la que participé junto a @Yoriento, @mediotic, @Gallir, @Taxioviedo, @jaime_estevez y @elenasanchezra.

Fue un día para conocer, disfrutar y aprender de personas interesantes. También para descubrir hasta dónde se puede llegar cuando se pone ilusión y voluntad. Como la del propio Alcalde de León @pacofleon,  la del Concejal de Participación Ciudadana @halconmilenariu, y la de las personas que con su participación hicieron una jornada útil y divertida.

Os dejo aquí la presentación y el vídeo de mi intervención, no sin antes expresar mi gratitud al artífice de que este sarao fuera una realidad, el gran @minipunk.

 

IDEAS Y WEB SOCIAL, ¿SOLO PARA CONVENCIDOS?

Los cambios que está provocando internet, especialmente la web social, y las ideas que están surgiendo alrededor de las nuevas formas de entender las relaciones entre las personas, los negocios y la sociedad en general, han facilitado la aparición de diferentes espacios de difusión de ideas, donde el acceso al conocimiento está adquiriendo un ancho de banda inimaginable hace tan solo unos años.

Solo en Madrid, basta darse una vuelta por el área de Debate y Conocimiento de la Fundación Telefónica, Innosfera, Medialab Prado, Absolut Lab, Hub Madrid o Café&Periodismo, por ejemplo, para comprobar la abundancia de iniciativas excelentes que persiguen reunir a un grupo de personas para divulgar ideas, crear conocimiento e impulsar la innovación y la transformación.

Pero hay un hecho alrededor de estas iniciativas que me llama la atención. La mayoría de las personas que participamos habitualmente en estos eventos somos de alguna forma, los convencidos. Personas apasionadas por entender estos nuevos cambios y por llevarlos a la práctica de nuestro día a día.

Y lo que echo en falta en la mayoría de los casos es la participación de las empresas, las que deberían ser las primeras interesadas en conocer estas ideas. Las multinacionales y las pymes, las de la llamada economía industrial y las empresas del conocimiento. El resultado es casi siempre el mismo, sus directivos no están ni tampoco se les espera.

¿Por qué ocurre esto? En mi opinión hay dos motivos principales. Por un lado a las empresas les cuesta mucho salir de su espacio de confort, aunque ese confort consista actualmente en una subsistencia penosa a la espera de que “se acabe” la crisis. Por otro lado, muchas de las personas capaces de generar estas nuevas ideas tampoco se sienten entusiasmadas por acercarse a las empresas, especialmente a las de cierto tamaño. Posiblemente entienden que es más agradecido compartir sus ideas en organizaciones menos complicadas y con una estructura menos empresarial.

Creo que es un desperdicio no aprovechar estos espacios de participación abierta para provocar un encuentro intelectual cara a cara, entre quienes defienden sus modelos de negocio establecidos y quienes tienen nuevas ideas sobre las formas en que las personas y las empresas están interactuando. Si no somos capaces de llevar estas nuevas ideas a las empresas, si nos conformamos con que estas ideas se queden en un blog, terminaremos por crear espacios interesantes intelectualmente pero será estéril hablar de innovación o transformación.

¿Puede hacerse? Pronto lo veremos. Estén atentos a sus pantallas…

_____________

La fotografía es de Darwin Bell en Flickr, bajo licencia Creative Commons

BUSCADORES SOCIALES, ALGO MÁS QUE RESPUESTAS

Somos las personas las que hacemos social la web. Más allá de las plataformas tecnológicas que nos permiten participar, somos nosotros los que podemos generar una comunidad allí donde existe conversación.

Utilizar internet para obtener de otras personas respuestas a nuestras preguntas no es una idea nueva. Durante años los foros, FAQs o servicios como Yahoo Answers han estado funcionando con éxito entre sus usuarios. Hasta que llegó Google y su revolución en el modo de acceder a la información, que ha conseguido llevar hasta nuestros días la idea de que todo el conocimiento está en la red y a golpe de clic.

Asumiendo que en parte esto es así, ¿qué está ocurriendo entonces para que los buscadores sociales vuelvan a emerger como el “plan b” de los buscadores algorítmicos? Seguramente habrá razones relacionadas con la abundancia de información, asociada de forma indivisible a la naturaleza de internet y que provoca que determinados contenidos requieran de una mayor navegación para acceder a ellos.

También influirá la intervención del SEO, que en algunos casos contribuye a que no siempre encontremos lo que buscamos, sino lo que lás áreas de marketing y Google la red decida que encontremos.

Sin embargo creo que las razones principales de la notoriedad de los buscadores sociales no están tanto en lo anterior como en la evolución de nuestro posicionamiento en la web social y en la idea de inteligencia colectiva. Preguntas del tipo ¿quién va a dedicar su tiempo contribuyendo a los demás sin obtener nada a cambio? suenan cada vez más anacrónicas. Sin olvidarnos de Maslow y su pirámide, cada vez entendemos mejor la idea de recompensa basada en el reconocimiento, la visibilidad y la reputación. Y aunque a veces nos empeñemos en lo contrario, nos va quedando claro que nuestra identidad digital no es la que nosotros nos creamos sino la que la comunidad nos atribuye, por nuestra contribución y por nuestra transparencia.

¿Y en qué se diferencia un buscador social de uno basado en algoritmos? Principalmente en que los buscadores sociales no te ofrecen la información que buscas sino las personas que pueden darte una respuesta. De alguna forma vienen a reafirmar que internet ya no funciona sobre modelos con “emisor” y “audiencia” sino sobre espacios donde la “audiencia” participa y el “emisor” además escucha.

Estos buscadores tienen elementos atractivos, permiten hacer un uso mayor del lenguaje natural y contextualizar mejor la información que buscamos. Sin embargo su éxito o fracaso va a depender de 3 factores: confianza, masa crítica de participación e inmediatez.

Confianza. Para que los usuarios confíen en las respuestas se necesita una buena identificación y clasificación de los roles de expertos, potenciando la identidad digital de la que hablábamos antes.

Masa crítica de participación. Es fundamental para poder dar respuesta al mayor número de preguntas y evitar que el usuario termine hablando solo. Quizás la integración con algunas redes sociales sea una buena vía para aumentar la participación.

Inmediatez. Ya nada se entiende en la red si no es conseguido al instante. En los buscadores sociales no se trata de contar el tiempo en milisegundos pero sí de acceder al mayor número de expertos disponibles en el menor tiempo posible.

Parece aventurado hablar de cuál será la evolución de los buscadores sociales. Por un lado la web semántica avanza, lenta pero avanza. Por otro lado gigantes como Google dan pasos hacia la búsqueda social, haciéndose con el buscador Aardvark, o lanzando Google Baraza para África. Y mientras tanto Facebook y Bing se unen para enriquecer la búsqueda algorítmica de Microsoft con la potencia de la mayor red social del mundo.

Por el momento parece que los buscadores sociales pueden llegar a convertirse en una herramienta complementaria a los buscadores basados en algoritmos. Sobre su futuro solo tengo una cosa clara, serán lo que nosotros queramos que sean.