Archive

Posts Tagged ‘ideas’

MÁS LEARNING AGILITY, TURNO PARA BEMATE

23 noviembre 2014 28 comentarios

4966244414_176d45afeb_zContinuando con el concepto de calidad directiva y ejemplos de learning agility como el de WhatsApp, esta vez me quiero centrar en la revolución que está viviendo la industria turística a manos del consumo colaborativo, especialmente a través de la plataforma Airbnb.

Hablamos de una compañía que nació en 2007 con una idea muy simple: ofrecer alojamientos particulares por poco dinero. Pero el hecho de que en 2014 más de 15 millones de personas en todo el mundo hayan utilizado Airbnb, y de que para algunos expertos valga ya más que la cadena hotelera Hyatt, no es solo una cuestión de precio. Existe un factor que ha sido determinante para los usuarios: ofrecer una nueva forma de viajar viviendo la experiencia de conocer a personas vinculadas al destino.

¿Y cuál ha sido la reacción de la industria? En algunos casos inmovilismo y en otros conformismo, limitándose a presionar a las administraciones públicas para regular la actividad y luchar contra la economía sumergida, que ciertamente también es una realidad.

Pero afortunadamente no todo ha sido así. Un ejemplo reciente ha sido el de Room Mate Hotels poniendo en marcha BeMate, una plataforma similar a Airbnb en la que aprovechando la proximidad de sus hoteles, los usuarios pueden disfrutar de servicios propios de un hotel como parking, limpieza o consigna de maletas. En este caso Learning Agility es la capacidad de Kike Sarasola y su equipo para conseguir, en momentos de incertidumbre, generar nuevas ideas y construir sobre las de otros, y no quedarse en un business plan sino hacer que las cosas pasen.

El resultado es un nuevo modelo de negocio, que además de rellenar el hueco de la cuenta de resultados provocado por los clientes que buscan una nueva forma de viajar, les prepara para competir en un nuevo escenario en el que la función no ha hecho más que comenzar.

Puede que la industria todavía perciba a Airbnb como una salida para viajeros sin recursos y hippies posmodernos, pensando que sus clientes, turistas y en especial los de negocio, están a salvo. Pero no es del todo cierto. Las personas que ya han utilizado Airbnb para sus vacaciones, principalmente los más jóvenes, están demandando ya una alternativa al hotel cuando viajan por motivos de trabajo.

Esto lo sabe ya Airbnb, y por eso ha lanzado un portal de negocios para viajes de empresa. Y para darle más emoción al asunto, las empresas están empezando a verlo con buenos ojos. Por un lado pueden reducir los costes de los viajes corporativos, y por otro pueden ofrecer a sus empleados una experiencia similar a la que ya disfrutan en su vida privada.

Podemos dedicar nuestro tiempo a mirar por la ventana y ver solo piratas que amenazan la supervivencia de nuestra empresa. Pero también podemos dedicar nuestras energías a explorar lo que ocurre extramuros de nuestro negocio, trabajando con nuevas ideas y con las de otros, y sobre todo haciendo que salten de un powerpoint a la realidad. Porque estos factores que componen nuestro learning agility serán cada vez más determinantes sobre lo que se espera de nuestra calidad directiva.

La imagen es de jm3 bajo licencia Creative Commons.

LEARNING AGILITY, WHATSAPP AVISA

Michelangelo still learning Anne Davis 773El liderazgo basado en el ejemplo, el foco en los resultados, económicos y humanos, impulsar la colaboración, identificar y desarrollar a las personas clave, la resistencia a la frustración, entre otras, son algunas de las características que mejor dibujan la calidad directiva que viene.

Pero si hay una variable que va a determinar especialmente el éxito de nuestros líderes, presentes y futuros, esa es la competencia Learning Agility. Una variable que principalmente se refleja en cómo trabajamos con las ideas, las nuestras y las de los demás, en cómo actuamos ante la incertidumbre, y en cómo hacemos que las cosas pasen.

Learning Agility es entender que ahora mismo ahí fuera hay alguien inventándose un nuevo modelo de negocio con el que hacer más rápido, más barato y con más valor para el cliente, lo que ya hacemos en nuestra organización.

Podemos encontrar un ejemplo reciente con WhatsApp, la compañía que ha revolucionado nuestras comunicaciones móviles, haciéndolas más baratas, divertidas y útiles (esto último no aplica a esos grupos mortificantes tipo “cañitas del domingo”). Pues bien, sus fundadores han anunciado que próximamente ofrecerán también llamadas de voz, gratis. En este caso Learning agility es la capacidad de los líderes de los operadores de telecomunicaciones para entender que se terminó el negocio de cobrar por las llamadas, creando alternativas para rellenar ese hueco en la cuenta de resultados, y aprendiendo a competir en este nuevo escenario.

Las grandes corporaciones cada vez tienen más claro que las grandes ideas que revolucionarán el mercado no van a venir desde dentro, porque esas grandes ideas casi siempre nacen de la necesidad y la libertad. A lo que sí que están obligadas estas corporaciones es a entender lo que ocurre extramuros, en ecosistemas que se desarrollan al margen de estudios de mercado, planes estratégicos y escuelas de negocio.

WhatsApp es solo un aviso de lo que viene. No tardaremos mucho en conocer al friki que entre bermudas y chanclas esté ahora mismo inventándose un nuevo modelo de negocio… quién sabe si el de la banca.

La imagen es de Anne Davis 773 bajo licencia Creative Commons.

UN PAPEL EN BLANCO

Hay pocos ejercicios tan duros como comenzar un proyecto desde un papel en blanco. La mirada se escapa una y otra vez a las esquinas del papel para no mirar al centro y asumir que es justo ahí donde hay que plasmar las ilusiones, los retos y los miedos.

Así me encuentro estos días, delante de un papel en blanco en el que solo hay una palabra y un para qué. La palabra es TEDxMoncloa y el para qué es inspirar a personas que cada día toman grandes decisiones sobre negocios, y sobre otras personas, ayudándoles a entender mejor el presente y visualizar el futuro.

De momento no hay ideas, ni equipo, ni speakers. Solo contamos con el aprendizaje del primer evento celebrado en mayo de 2011. Un aprendizaje que nos ayudará a hacer mejor las cosas, pero del que tendremos que escapar para no repetir lo que ya sabemos hacer.

Aparte de lo que TED determine en sus reglas, nada será igual en el próximo TEDxMoncloa. Porque esta vez, además de las ideas del equipo nos abriremos a las ideas de la comunidad TEDx. Con este objetivo asistiré en abril al TEDxSummit 2012 en Doha, Qatar. Un encuentro de organizadores de eventos TEDx de todo el mundo, en el que compartiremos estrategias y experiencias que nos ayudarán a conectar personas con ideas que merecen ser difundidas.

La cita será en noviembre de 2012… y hasta aquí puedo leer. Mientras trabajamos en la nueva web, seguiremos compartiendo todas las novedades en Twitter. Hasta entonces, podemos quedarnos con lo que fue TEDxMoncloa.

LO QUE VEN 4 OJOS

Una de las muchas cosas que he aprendido en esta aventura de TEDxMoncloa, es que casi nada sale como se espera, ni cuando se espera ni de quien se espera.

La montaña rusa en la que se convierte un proyecto como este consigue ponerte delante de situaciones angustiosas, pero también te permite vivir momentos impagables en los que descubres a personas generosas, con talento y que contagian su pasión por lo que hacen.

Este ha sido entre otros el caso de Enrique Flores, ilustrador de El País y muchas cosas más, que estará en TEDxMoncloa ilustrando las charlas y las ideas que se irán compartiendo a lo largo del evento. Ni Enrique había oído hablar antes de TEDxMoncloa ni nosotros de Enrique. Ante la pregunta inevitable ¿por qué lo haces?, esta fue su respuesta:

Tengo la mala suerte de tener una memoria horrorosa. Para ayudarla, sustituirla y disparar recuerdos llevo siempre conmigo unas libretas que lleno con lo que veo y oigo. En ellas caben comidas con amigos, conciertos, conferencias, exposiciones, bares y fauna urbana. Nunca pasa un dia sin que rellene unas hojas y sin estos discos duros portátiles andaría como ciego.

Los dibujos me ayudan a fijar las palabras. Si abro al azar uno de mis cuadernos y vuelvo a ver una página no necesito leerla para saber de qué trata, de qué se habló y, a veces, qué preferí dejar sin anotar o dibujar…

Poco más que decir. El 24 de mayo disfrutaremos con sus dibujos, mientras tanto podemos disfrutar de sus cuadernos en su blog.

TEDxMoncloa – IDEAS, REDES Y PERSONAS

Ya es una realidad. Arranca TEDxMoncloa, un evento TED organizado de forma independiente y que se celebrará en Madrid el próximo 24 de Mayo en el Museo del Traje. Será un espacio en el que compartir y difundir ideas sobre management, tecnología, educación, liderazgo e innovación.

¿Y por qué este evento? Como ya comentaba aquí hace unas semanas, en España el mundo de la empresa y sus líderes apenas están en conexión con muchas de las ideas emergentes que apuntan a nuevas formas de entender los negocios.

Pretendemos provocar un encuentro intelectual entre personas que lideran con éxito modelos de negocio establecidos, y personas que entienden las nuevas formas emergentes en que se relacionan las empresas, las personas y la sociedad, y que están cambiando el mundo.

Compartiremos ideas con Antonella Broglia, Genis Roca, Dolors Reig, Julen Iturbe, Carmen Bustos y Nieves Segovia. De momento.

Y como bien nos enseñaron en La Bola de Cristal, solo no puedes, con amigos sí. Esta iniciativa no hubiera sido posible sin la ilusión, el trabajo y el compromiso de buenos amigos como José de la Peña, Eugenio de Andrés o Roberto Carreras.

En los próximos días estará listo el blog. De momento podéis ver la información del evento en este enlace de la web de TED.

TEDxMoncloa is an independently organized event operated under license from TED.

IDEAS Y WEB SOCIAL, ¿SOLO PARA CONVENCIDOS?

Los cambios que está provocando internet, especialmente la web social, y las ideas que están surgiendo alrededor de las nuevas formas de entender las relaciones entre las personas, los negocios y la sociedad en general, han facilitado la aparición de diferentes espacios de difusión de ideas, donde el acceso al conocimiento está adquiriendo un ancho de banda inimaginable hace tan solo unos años.

Solo en Madrid, basta darse una vuelta por el área de Debate y Conocimiento de la Fundación Telefónica, Innosfera, Medialab Prado, Absolut Lab, Hub Madrid o Café&Periodismo, por ejemplo, para comprobar la abundancia de iniciativas excelentes que persiguen reunir a un grupo de personas para divulgar ideas, crear conocimiento e impulsar la innovación y la transformación.

Pero hay un hecho alrededor de estas iniciativas que me llama la atención. La mayoría de las personas que participamos habitualmente en estos eventos somos de alguna forma, los convencidos. Personas apasionadas por entender estos nuevos cambios y por llevarlos a la práctica de nuestro día a día.

Y lo que echo en falta en la mayoría de los casos es la participación de las empresas, las que deberían ser las primeras interesadas en conocer estas ideas. Las multinacionales y las pymes, las de la llamada economía industrial y las empresas del conocimiento. El resultado es casi siempre el mismo, sus directivos no están ni tampoco se les espera.

¿Por qué ocurre esto? En mi opinión hay dos motivos principales. Por un lado a las empresas les cuesta mucho salir de su espacio de confort, aunque ese confort consista actualmente en una subsistencia penosa a la espera de que “se acabe” la crisis. Por otro lado, muchas de las personas capaces de generar estas nuevas ideas tampoco se sienten entusiasmadas por acercarse a las empresas, especialmente a las de cierto tamaño. Posiblemente entienden que es más agradecido compartir sus ideas en organizaciones menos complicadas y con una estructura menos empresarial.

Creo que es un desperdicio no aprovechar estos espacios de participación abierta para provocar un encuentro intelectual cara a cara, entre quienes defienden sus modelos de negocio establecidos y quienes tienen nuevas ideas sobre las formas en que las personas y las empresas están interactuando. Si no somos capaces de llevar estas nuevas ideas a las empresas, si nos conformamos con que estas ideas se queden en un blog, terminaremos por crear espacios interesantes intelectualmente pero será estéril hablar de innovación o transformación.

¿Puede hacerse? Pronto lo veremos. Estén atentos a sus pantallas…

_____________

La fotografía es de Darwin Bell en Flickr, bajo licencia Creative Commons

APROVECHAR LA INTELIGENCIA COLECTIVA

9 noviembre 2010 18 comentarios

Hace unos días se publicó The Global CHRO Study 2010, el estudio realizado por IBM que refleja las conclusiones de más de 700 empresas de 61 países acerca de los retos y las oportunidades a los que se enfrenta la Dirección de Recursos Humanos.

El estudio identifica tres áreas clave en el futuro de la gestión de personas en las organizaciones: desarrollo de líderes creativos, la movilidad del talento y el aprovechamiento de la inteligencia colectiva. Quiero centrarme en esta última por parecerme la más inminente y la que va a impactar inevitablemente en las dos primeras.

Los resultados del estudio vienen a confirmar que hay dos aspectos en los que las organizaciones son actualmente poco o nada efectivas. Por un lado el impulso de las ideas, y por otro el fomento de las redes de colaboración. La cuestión es que las propias empresas participantes han coincidido en que sin colaboración y sin facilitar que fluyan las ideas y el conocimiento, es muy difícil estimular la tan ansiada innovación. Estamos de enhorabuena, parece que la inteligencia colectiva ya no es cosa solo de wikis y de frikis.

Por supuesto que la innovación no es responsabilidad del departamento de RRHH (ni de ningún otro departamento), lo que sí se evidencia es que RRHH parte de la mejor posición para ayudar a impulsar en las organizaciones una cultura de innovación basada en las ideas, donde la visión de una persona multiplica su valor cuando se pone en conexión con la de los demás.

El impulso de las ideas y la colaboración va más allá de los procesos de aprendizaje y de trabajo, también es necesario en aspectos estratégicos. Porque mientras la estrategia siga partiendo exclusivamente desde arriba será difícil encender la pasión de las personas. Y esto requiere tanto aumentar la visibilidad de las ideas como facilitar los recursos para llevarlas a cabo.

Seguramente todavía es pronto para que las organizaciones empiecen a fijarse en la Ciencia de las Redes o en las Honest Signals de Pentland. La colaboración todavía es percibida como una habilidad “soft” y para algunos algo hippy. Sin embargo las empresas ya empiezan a concienciarse de las consecuencias fundamentales que las redes informales pueden tener para su negocio.

Queda un largo camino por recorrer, no podemos olvidar que en la mayoría de las grandes organizaciones la propiedad intelectual sigue siendo todavía el factor principal que las diferencia de sus competidores. Para muchas de ellas hablar de inteligencia colectiva provoca incertidumbre y una tendencia casi obsesiva por controlar las ideas y el conocimiento. Y aunque de alguna manera seguimos viviendo en el feudalismo intelectual de Hamel, quiero pensar que el progreso de la inteligencia colectiva nos puede ayudar a avanzar hacia algo parecido a un nuevo Renacimiento.